domingo, 25 de septiembre de 2016

La sorpresa de Álex Alegría, el debut de Rafa Navarro y la segunda juventud de Joaquín.

La victoria del viernes ante el Málaga dejó una importante dosis de moral en el equipo, necesitado de alegrías tras la decepción que supuso el derby tras el robo más clamoroso de cuantos derbys se hayan jugado en la Ciudad Verdiblanca. Y también dejó un parte de guerra, como viene a ser en cada partido, con Pezzella y Brasanac teniendo que ser sustituidos por lesión, y con Petros y Joaquín con puntos de sutura que se quedarán en anécdota. Los puntos más importantes se quedaron en Heliópolis.

Este inicio de Liga tiene un nombre propio en el plantel verdiblanco, Álex Alegría. Tras unos años en el filial, y disputar una buena campaña en el Numancia el pasado curso, el canterano se ha hecho un hueco en el primer equipo, aprovechando su gran momento de forma, y sobre todo, su trabajo constante en la zona de ataque, con una enorme capacidad física para controlar casi todos los balones que le llegan por muy complicados que sean. Todo goleador no tendría la misma facilidad para anotar si no tuviera a un "escudero" que le realize el "trabajo sucio", y a buen seguro que en el momento que Rubén Castro ocupe su sitio natural en el equipo, de delantero centro y no tan caído a la banda izquierda, el equipo verá aumentada su capacidad goleadora, siendo incluso mejor que en los primeros años del dúo Rubén-Molina, con el placentino en el sitio del alcoyano.

Nos podríamos remontar a dúos goleadores como Alfonso y Pier, Oliveira y Edu o Amato y Casas. En todos estos casos, la compenetración entre ambos delanteros nos dió muy buenos resultados, y en el caso del "mago de las botas blancas", el rendimiento goleador del madrileño fue bajando cada vez más desde la marcha de Pier al Zaragoza.

Ahora mismo tenemos un diamante por pulir, al que si Poyet sabe sacarle su mejor rendimiento, tendremos a uno de los mejores delanteros de nuestra Centenaria Historia.

Por otro lado, Rafa Navarro debutó en Primera División con el Betis, y aunque jugó a pierna cambiada en el lateral izquierdo, cumplió de maravilla su cometido. El de Salteras pasa a formar parte de la prolífica cantera de Coria del Río que tan buenos jugadores le ha dado al Betis, como Rogelio y Paco Bizcocho.

Y ya por último, destacar el excelente estado de forma de Joaquín, que está viviendo una segunda juventud en estos partidos. Manifesté la pasada temporada que la aportación del portuense no debía de quedarse tan solo en el vestuario, sino trasladarse al césped, y es que sus cifras fueron muy escasas, con dos asistencias y un gol. El buen trabajo físico de Marcos Álvarez se está notando en casos como este, y aunque es verdad que Joaquín no vá a aguantar por norma general los noventa minutos en el intenso trabajo de presión que Poyet pide en cada partido, pero si es verdad que ahora mismo el ex de la Fiore es primordial en este Betis. Ya lleva dos goles en seis partidos, y que sean muchos más.

De nuevo un viernes nos toca un partido complicado en Anoeta, así que esta semana toca recuperar lesionados, y de ganar, se daría un paso muy importante para demostrar lo que este Betis quiere hacer en esta temporada, para lo cuál son claves los diez primeros partidos.

sábado, 24 de septiembre de 2016

La crónica del REAL BETIS BALOMPIÉ 1 - MÁLAGA CF 0. Los puntos sufridos gustan más.

Las imágenes del Betis-MálagaSe preveía un partido igualado en Heliópolis en la noche del viernes, y así fué, con dos equipos que lo lucharon todo, pero esta vez, la diosa fortuna fue más receptiva con nosotros, y los tres puntos se quedaron en casa gracias al gol de Joaquín, el mejor del partido.

Con las dudas que el mister verdiblanco tenía para componer los laterales de la defensa, fueron finalmente Piccini en el derecho, y Rafa Navarro, que debutó en Primera, en el lado izquierdo, que aunque a pierna cambiada, hizo un gran partido. Joaquín y Musonda comenzaron de titulares, con la intención de jugar más el Betis por las bandas, con Petros y Felipe Gutiérrez en la manija del equipo.

Comenzó el Betis con ganas, pero fue el Málaga, sobre todo tras la "caraja" que el Betis suele llevar en defensa, el que gozó de las mejores ocasiones. Bruno arrebata el balón a Juanpi fuera del área y el árbitro acierta al no señalar penalty ni expulsión del defensa Bético.

Empezó el carrusel de lesiones. Pezzella, conmocionado por un choque, tuvo que dejar su sitio a Donk, jugando en un sitio que no era el suyo, y no estando muy fino el holandés.

Y escasos momentos después, llegó el gol del partido. Un buen centro de Musonda desde la derecha lo remata Joaquín como los antiguos arietes, de cabeza, y hace que suba el único gol del partido. Delirio en una grada que sabía que este gol sería clave, en la mitad de la primera parte.

Las imágenes del Betis-MálagaEse gol espoleó al Málaga, que tuvo las mejores ocasiones del partido. Primero, en un tiro de volea cruzado de Kuzmanovic que se marchó rozando el palo, y después, un cabezazo de Ricca se estrella en el larguero. La suerte estaba de nuestro lado.

Comenzó la segunda parte, con una buena jugada de ataque. Un pase de Petros buscando la espalda de la defensa malaguista le llega a Rubén Castro, que le intenta colocar el balón bajo las piernas en la salida de Kameni, el rechace le llega a Álex Alegría, cuyo remate toca justo el portero camerunés para que Torres saque el balón bajo palos cuando ya se cantaba el 2-0. No pudo ser.

Enorme también el partido del delantero canterano, que está siendo la sorpresa de este Betis, seguro que cuando se consolide será el mejor delantero que tengamos en mucho tiempo. Tiene un imán para todos los balones, y los controla gracias a su enorme físico por muy complicados que lleguen.

Gustavo Poyet prefirió amarrar el resultado, y dió entrada a Brasanac por un agotado Rubén Castro, que además de haber jugado el martes, en el nuevo puesto que desempeña con Poyet en la banda izquierda le hace desgastarse más de lo normal, cuando el lógico puesto del canario es de delantero centro. Y poco duró Brasanac en el partido, ya que por lesión tuvo que dejar su sitio a Cejudo, apenas cinco minutos de saltar al terreno de juego.

Las imágenes del Betis-MálagaSin posibilidad ya de hacer más cambios ni buscar otra opción más que aguantar, el Málaga siguió buscando el gol con ahínco, y hasta tuvo otra ocasión. que esta vez Adán logró sacar a remate de Juanpi en el segundo palo.

Y no hubo tiempo para mucho más salvo para escuchar el pitido final tan deseado, ante un rival que a buen seguro será de nuestra Liga, quinta derrota de Juande Ramos ante el Betis en diez partidos, y este tipo de victorias ante este tipo de rivales son vitales. Tres puntos de oro que permiten que el descenso esté a cuatro puntos, y que sirven para que este equipo se crea que puede y tiene que hacer buenas cosas, sobre todo amarrar rápida la permanencia.

jueves, 22 de septiembre de 2016

La previa del REAL BETIS BALOMPIÉ - MÁLAGA CF. La vida sigue tras el robo.

Escudo Real Betis Balompié: Escudo del Real Betis Balompié.REAL BETIS BALOMPIÉ - MÁLAGA CF 
ESTADIO BENITO VILLAMARÍN
V. 23-9-2016   20:45 HORAS  
GOL TV


Tres días después del mayor robo en la historia de los derbys sevillanos, la vida sigue, y no queda otra que seguir adelante, y pensar en el siguiente partido, en esta ocasión ante el Málaga.

De nuevo, un maldito viernes nos tocará ver jugar al Betis, con muchos Béticos en el trabajo, saliendo del mismo, o simplemente sin poder ir, lo que hará que reste asistencia al Benito Villamarín. Y llega un Málaga con un viejo conocido en el banquillo, como es Juande Ramos, cuyo club actual ha hecho una fuerte inversión por contar con sus servicios, a pesar de que la inversión en la plantilla ha sido practicamente el mismo que en los últimos años, con la austeridad impuesta por el actual dueño, y muy lejos de aquel equipo que jugó la Champions League.

A pesar de todo, han llegado nuevos jugadores, como el ex del Sporting Yoni, que sonó para el Betis este verano,u otros como Kuzmanovic, el ex rayista Llorente o el canterano del Barcelona Sandro, que forman un buen bloque junto a otros con más tiempo en el club y pilares del equipo como Rosales, Wellington o Camacho.

Un equipo el malagueño que basa su equipo en una buena base física, a raíz de la buena preparación física que en el club han mantenido con el paso de los años, desde que ascendiera como Club de Fútbol en los años de Joaquín Peiró hasta hoy. No será fácil este partido, y como demuestra la clasificación actual, con los dos equipos con cinco puntos, no puede estar más igualado. Wellington será baja y el ex del Betis Juan Carlos será duda.

En el Betis, tras el enorme esfuerzo que supuso el partido del martes, habrá que estar pendientes de las rotaciones, ya que además del cansancio, habrá varias bajas. Sanabria, Durmisi, Mandi y Jonás Martín no estarán en este partido, teniendo además las dudas de Piccini y Rubén Castro, con lo cuál, Poyet tendrá para este partido casi lo justo para la convocatoria. Está también en duda si el mister sigue continuando con el mismo centro del campo del último partido, o ya incluye a Ceballos como titular.

ALINEACIONES PARA ESTE PARTIDO

REAL BETIS BALOMPIÉ: Adán, Piccini, Pezzella, Bruno, Álex Martínez o Cejudo, Joaquín, Petros, Brasanac, Felipe Gutiérrez, Rubén Castro y Álex Alegría.

MÁLAGA CF: Kameni, Rosales, Llorente, Koné, Ricca, Juanpi, Kuzmanovic, Camacho, Chory Castro, Sandro y En-Nesyri

ÁRBITRO: Alfonso Javier Álvarez Izquierdo (comité catalán).
Tras arbitrarnos el martes un árbitro catalán como Estrada Fernández, que fué el mejor jugador de los locales en todo el partido, nos toca un viejo amigo del Betis como es este hombre. Solo queda acordarse de aquel vergonzoso Betis-Atlético de Madrid, con un 2-4, el Betis con nueve, y un penalty que no fué. Así que vayan agarrándose la cartera al bolsillo si no quieren salir robados del partido, y que nadie se asuste si esto sucede, porque además, los "Arminio´s Boys" nos tienen ganas.

En cuanto al resto de los equipos, el Betis B, tras ganar en casa ante el Coria, buscará su cuarta victoria consecutiva ante el Antoniano en Lebrija.

El Betis Fútsal visitará el mediodía del domingo al Elche, el Betis Féminas jugará en Badajoz ante el Santa Teresa, y el Betis Basket jugará la Copa Andalucía frente al Unicaja en Benahavís (Málaga).



Como siempre, daros las gracias, deseando que paséis un buen fin de semana, y que disfrutemos de un fin de semana verdiblanco frente al televisor, pero sobre todo, que el primer equipo gane, que es lo más importante. Saludos en Verdiblanco.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La crónica del SEVILLA FC 1 - REAL BETIS BALOMPIÉ 0. Atraco a mano armada en Nervión.

Así se podría resumir el partido de ayer. Simplemente, un robo.

Y es que tras aquel derby con empate a tres, donde los de blanco lloraron amargamente por aquel partido donde tan solo fue expulsado Medel (y con motivo), los lloriqueos sevillistas dieron frutos y ya son dos los derbys regalados a los de Nervión, 0-2 en nuestro estadio en la temporada 2013-14, y el de ayer.

Poco fútbol, mucho centro del campo físico, los dos equipos aguantando y sin dejar espacios, y poco más.

De hecho, apenas hubo ocasiones claras de gol por ambos lados, y las ocasiones locales eran más bien propiciadas más por los fallos garrafales del Betis en defensa que por el juego local. El propio gol vino en un saque de falta de Nasri, que en ese momento debía de estar expulsado, y Mercado cabeceó tras fallo de Bruno y Adán no acierta a blocar a pesar de tocar el balón.

Y estuvo apunto de empatar el Betis, si el mejor jugador ayer local, Estrada Fernández, y su juez de línea, no hubieran señalado un fuera de juego que solo ellos vieron. El gol de Álex Alegría se quedó en nada y hubiera puesto unas justas tablas en el marcador.

Lo demás, desde ese momento, fue un constante juego duro por parte del eterno rival, y donde otra brutal agresión como la de Nasri, esta vez de parte de Sarabia, tampoco vió la roja.

Las ganas finales del Betis, sobre todo tras la entrada de Musonda no sirvieron para apenas nada, sino para ver como el Sevilla pedía la hora ante "el eterno inferior" como ellos nos califican. Si para ganarnos tienen que robarnos el árbitro el partido, dice mucho de ellos.

Final del partido, y solo queda pensar en el viernes ante el Málaga, y en la revancha en nuestro estadio, donde esta vez esperemos que el árbitro no sea el jugador doce del equipo de Nervión.

martes, 20 de septiembre de 2016

La previa del SEVILLA FC - REAL BETIS BALOMPIÉ. Cuando el miedo no existe.

Escudo Real Betis Balompié: Escudo del Real Betis Balompié.SEVILLA FC - REAL BETIS BALOMPIÉ
ESTADIO RAMÓN SÁNCHEZ - PIZJUÁN
M.20-9-2016   22:00H
BEIN SPORTS - MOVISTAR +


Ganar o morir, el cielo o el infierno, la victoria o la derrota. No existe otra cosa en un derby que no sea el extremismo más absoluto, porque ni tan siquiera el empate deja contento a nadie. El ganador será cubierto de laureles y gloria, y al perdedor le tocará aguantar una dura semana y el enfado de los respectivos seguidores.

Dá igual en ambos bandos qué equipo llegue mejor o peor, qué equipo lo haya ganado todo y el rival se asome al abismo, nada de eso importa, porque si la victoria de un derby sirve para cicatrizar heridas, las de una derrota en un derby te hace inservible gran parte de la temporada por muy buena que haya sido. Una ciudad como Sevilla nunca es fácil para lo que en cuanto a sus pasiones rodea, y el fútbol no iba a ser mucho menos.

Y no hace falta ni decir que el equipo de Nervión llega a los últimos derbys como favoritos, por mucho que en la acera de enfrente pretendan quitarse ese cartel, ya que en este tipo de partidos, si el favorito cae, la derrota será mayor. Ya dijo el presidente rival la pasada temporada que no quería los derbys ni por asomo, y yo añado que cuanto menos, mejor. Dos, y porque no hay más remedio.

Tampoco llegan los dos equipos al derby en su mejor momento. El Sevilla aún no ha perdido en esta Liga, pero recibiendo muchísimas críticas por parte de los suyos, sobre todo tras no ser capaz de ganar a un Eibar con nueve, y con los dos últimos partidos con descarados favores arbitrales. El Betis, por su parte, tan solo ha ganado un partido de cuatro, de manera agónica, y con muchos altibajos en los noventa minutos de cada partido. Además, ambos equipos tienen algo en común, mucha potencia en ataque y poca solvencia defensiva.

En el equipo que hoy jugará de local, Jorge Sampaoli, que se estrena en un derby, al igual que Gustavo Poyet, reservó a casi todos los titulares en Ipurua, y hoy jugará con su mejor once. Sorprende que no vayan convocados dos nuevos fichajes, como Ben Yedder y Ganso, y que entren dos canteranos como Diego González y Carlos Fernández. Kolo, lateral izquierdo, que iba a ser el sustituto de Rami en el centro de la defensa, tampoco ha ido convocado, jugando Pareja en el lugar del francés.

En el Real Betis, hoy mismo se produjo la baja de Mandi en el entrenamiento de esta misma mañana, que dejará su sitio a Bruno, y se queda fuera de la convocatoria el franco-argelino. Tampoco ha llegado finalmente Sanabria, que no se ha recuperado y también será baja. La novedad será Donk, que se estrena en una convocatoria con el Betis. Tras estar unos días en Montecastillo, están convocados todos los disponibles, aunque después Gustavo Poyet tenga que hacer dos descartes.


ALINEACIONES PARA ESTE PARTIDO:

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mariano, Pareja, Mercado, Escudero, Sarabia, N´Zonzi, Iborra, Vitolo, Franco Vázquez y Vietto.


REAL BETIS BALOMPIÉ: Adán, Piccini, Bruno, Pezzella, Durmisi, Petros, Brasanac, Felipe Gutiérrez, Joaquín, Rubén Castro y Álex Alegría.


ÁRBITRO: Xavier Estrada Fernández (comité catalán). 


Unos 650 Béticos, más los que vayan por su cuenta, acompañarán al Betis en este importantísimo partido, donde el Betis no estará solo, y como suele ser habitual en este caso, la hinchada verdiblanca se hará notar con sus cánticos y su animación. Nadie más que los Béticos, tan sufridos como siempre, se merecen una victoria verdiblanca en el día de hoy.

Pasan los minutos y se acerca la hora del partido. Esperemos que el día sea histórico, y para bien, para nosotros. Saludos en Verdiblanco.

sábado, 17 de septiembre de 2016

El empeño con Fabián, la suplencia de Musonda y el ostracismo de Ceballos.

Otro partido con más de lo mismo, donde un Betis con una defensa de comedia compensó sus errores con un ataque de miedo para el rival. Se repitieron errores, y quizás la excusa sea que solo llevamos cuatro jornadas disputadas, pero un equipo no puede estar así todo el año, más que nada, porque cuando juguemos contra equipos del séptimo puesto hacia arriba nos van a golear sin piedad y sin miramientos.

Al menos Poyet reconoció sus errores, sobre todo el de Fabián. Y es que el canterano quizás, a día de hoy, pueda jugar en un 4-5-1 con un centro del campo más arropado, o cuando interese "amarrar" el centro del campo, pero no para darle las riendas de este partido, donde las intenciones del rival no iban a ser llevar la iniciativa precisamente. Se necesita partidos para hacer a un chaval de la cantera en una Liga tan complicada como esta, y no es cuestión de dos días, de poner a un chaval ante un Miura o un Vitorino tan pronto, hablando en términos taurinos. El que pagó los pltos rotos fue el palaciego, y el equipo al menos reaccionó para que no se viviera otra vergonzosa noche de eterno hartazgo en Heliópolis.

Sobre Musonda, más de lo mismo. Este tipo de jugadores desequilibrantes tienen que estar desde el principio, ya que si de once jugadores, todos son del mismo corte "guerrillero" y no hay ninguno con calidad que desequilibre, mal asunto, al rival le viene de escándalo. El entrenador sabrá mejor que yo qué jugadores necesita, pero con la transformación del equipo tras la salida del belga, queda claro que la aportación del jugador cedido por el Chelsea tiene que ser desde el principio.

Y sobre Ceballos, se repitió un capítulo más de su ostracismo. La semana pasada publiqué un artículo sobre ello, LA EXTRAÑA SUPLENCIA DE DANI CEBALLOS, y este partido ante el Granada ha vuelto a darse el caso. Como dije, nunca sabremos lo que se cuece en un vestuario, pero es curioso que si en casa ante el Depor, era Cejudo quién durante unos minutos ocupaba la posición de Ceballos, para salir el propio jugador a escasos minutos del final, a Valencia ni viajó, y este partido, jugó Felipe Gutiérrez en el sitio de Brasanac de una forma ya casi testimonial, viendo  el canterano los toros desde la barrera una vez más.

Lo que queda más claro, es que con esta defensa, de no enmendarse, vamos a pasar muy malos ratos, no siempre saldremos vivos de los ataques rivales ni vamos a vivir siempre de las garantías de Adán, y con el derby a la vuelta de la esquina, está muy claro que un equipo ofensivo como el Sevilla no vá a tener ninguna piedad con nosotros. 

Señor Poyet, toca trabajar los fallos defensivos y que se repitan lo menos posible, y si toca levantar castigos de cara a un derby, pues se hacen. Igual se lleva una sorpresa con la motivación de dicho castigado.

La crónica del REAL BETIS BALOMPIÉ 2 - GRANADA 2. Empeñado en jugar con fuego.

Betis y Granada empataron a dos en un partido con dos caras para los intereses verdiblancos, pues si bien en la primera parte no existió, en la segunda mereció mucho más. En las circunstancias de otro equipo de mitad-arriba de la Liga hubiera salido goleado el Granada, que demostró muy pocas cosas, pero es que el Betis fue hasta el 1-2, mucho más malo aún.

Poyet daba continuidad al mismo once inicial de Mestalla, cometiendo el mister uruguayo el fallo de colocar a Fabián de nuevo en el centro del campo. Quizás Fabián tenga otras cualidades para el centro del campo, pero para un partido en casa, donde hay que mover el balón con más rapidez y llevar la inicitiva, el palaciego no era el más adecuado. Es un buen jugador, pero no es el Cesc Fábregas que con 18 años llevaba las riendas del Arsenal, ni Poyet es Arsene Wenger, ni el Arsenal es el Betis. Algo pasa con Ceballos y no sabemos el qué.

Comenzó el Betis con ganas, hasta el 0-1. El equipo fue un calco del que desapareció durante unos minutos en Mestalla, pero al inicio del partido, con una defensa de chiste. Y para colmo, llega el 0-2 en otra "caraja" defensiva. Y se veía otra noche de "cuchillos largos" en Heliópolis.

Pero en el 35, un centro desde la izquierda lo pone en la red con la cabeza Álex Alegría, su primer gol en Primera, y el partido se vé de otra manera. Gustavo Poyet enmienda su fallo con Fabián y coloca a Musonda en su sitio, y el partido cambió por completo, con muchas ocasiones para el Betis. Joaquín falló solo ante Ochoa, y Rubén Castro, que esta vez no tuvo el punto de mira tan ajustado como de costumbre, no acertó a colocar el rechace del meta rival, el mejor sin duda de los nazarís en todo el partido.

 El Granada "pedía" el "tiempo muerto" del descanso para coger aire y prepararse para lo que venía encima en los siguientes 45 minutos.

Y la renaudación, más de lo mismo, con un Betis a "tumba abierta". Y mejor aún, ya que en apenas dos minutos, Vezo vé la segunda amarilla treas una galopada de Musonda y el Granada se queda con uno menos.

Con un Betis entregado al ataque, una buena internada de Piccini le llega a Álex Alegría, que recorta al defensa y con la zurda coloca un disparo lejos del mejicano Ochoa. Delirio en el Villamarín ante un Granada que ya solo se podía conformar con el pitido final y rezar por no encajar más goles.

Paco Jémez veía impotente como su equipo no podía hacer otra cosa que aguantar el tipo, y curiosamente, se volvieron las tornas en su contra, lo mismo que en su última visita al Villamarín, con el Rayo, que de un 2-0 para el Betis pasó a un 2-2.

Musonda tuvo una clara ocasión para anotar el tercero, con Ochoa fuera de sitio, en un mal pase de un defensa rojiblanco, que otro defensa rival sacó cuando ya se colaba el balón. Y un cabezazo en un remate desde la derecha se estrella en el palo nazarí. Más mala suerte no se podía tener.

Y en ese mismo balón, que un jugador visitante se ayuda con la mano para sacar el  balón, le propicia un buen contragolpe al Granada, en donde Adán arrebata el balón al delantero, pero solo el amigo Del Cerro Grande vé un penalty inexistente y señala el punto de penalty.

Esta vez el fútbol hizo justicia, y Adán repelió el disparo de Ezequiel, que tras dos remates, es repelido a córner. que hubiera supuesto un injusto 2-3.

Joaquín dejaba su sitio a Zozulya, y Poyet quemaba todos sus cartuchos de ataque.

El Betis siguió en las mismas, con más y más ataques, y hasta pudo haberse llevado un penalty si el amigo Del Cerro grande hubiera estado un poco más acertado. Ya pueden quedarse tranquilos los de "la acera de enfrente", que Del Cerro Grande tampoco es muy amigo nuestro. No sabían a quién culpar tras aquel empate a tres, y la culpa había que echarsela a alguien...

Ya como anécdota, Dani Gimenez es expulsado desde el banquillo. Imaginad el buen papel del señor colegiado en el día de hoy. Felipe Gutiérrez entró por Brasanac en un cambio practicamente testimonial. Hubo posibles penaltys, hubo discusiones en el césped, pero poco cambió.

Aún hubo tiempo para una buena ocasión, tras una internada de Musonda que Mandi, en labores ofensivas. no llegó a disparar con fuerza. Final del partido, con la sensación de que se escapan dos puntos valiosos, que suelen ser los que se acaban echando de menos al final de Liga y ante este tipo de rivales directos. Esperemos que no sea así, que Poyet mejore el sistema defensivo, y sobre todo, los "simpas" que el equipo hace sobre el césped durante algunos minutos.


Esto no para, y el martes ya regresa el fútbol con el derby en Nervión. Y es que un derby, el Betis podrá tirar de la mucha casta que hoy demostró en la mayor parte del partido, pero si está algo muy claro, el Sevilla no es el Granada. Saludos en Verdiblanco.